Saltar al contenido

Ventajas e inconvenientes de elegir muebles de baño suspendidos

muebles suspendidos: ventajas y desventajas

Una de las decisiones más importantes cuando renovamos nuestro baño es la de elegir el mueble de baño. Su principal misión es ofrecernos espacio de almacenaje y que todo esté ordenado y a nuestro alcance. Sin embargo, no podemos olvidar el punto decorativo que aportan a la estancia.

Para elegir el mueble de baño que más se adapte a nosotros debemos tener en cuenta varios aspectos en cuanto a espacio disponible y el diseño, sin obviar por supuesto, que en él podemos evocar nuestro estilo decorativo.

PARA ELEGIR EL MUEBLE DE BAÑO QUE MAS SE ADAPTE A NOSOTROS DEBEMOS TENER EN CUENTA EL ESPACIO Y EL DISEÑO DEL MISMO, SIN OBVIAR NUESTRO ESTILO.

Siempre hay un tipo de mueble para cada baño. Da igual el sitio del que dispongamos. Los muebles de baño se adaptan a nuestro espacio a través de diversidad de tamaños o bien pueden hacerlos a medida. Al igual que podemos decidir el material con el que están fabricados: podemos decantarnos por la melanina, el DM o la madera, cada uno con sus cualidades propias.

¿Muebles de baño suspendidos o con patas?

Aparte de la decisión sobre el estilo más moderno o clásico que queramos darle a nuestro baño, una de las preguntas que nos hacemos es si colocar un mueble con patas o suspendido a la pared.

A continuación, vamos a darte una lista de ventajas e inconvenientes de los muebles suspendidos para que puedas decidirte por alguno de los dos tipos.

 Ventajas de los muebles suspendidos

Los muebles suspendidos como su nombre indica son aquellos que van anclados a la pared por medio de unos herrajes. Este tipo de mueble se ha convertido en los últimos años en tendencia debido a una serie de ventajas:

  1. Espacio. Son ideales para baño pequeños ya que presentan un menor impacto visual. Podemos aprovechar el espacio que queda entre este y el suelo para colocar lo que queramos.
  2. Mantenimiento. Nos facilita la tarea de limpieza bajo el mueble.
  3. Optimizan el espacio. Nos permiten aprovechar bien el espacio. Normalmente disponen de grandes cajones donde tener todo a la vista y al alcance fácilmente.
  4. Opción más correcta si queremos colocar un lavabo doble.

LOS MUEBLES SUSPENDIDOS SON IDEALES PARA BAÑOS PEQUEÑOS YA QUE OPTIMIZAN EL ESPACIO.

Inconvenientes de los muebles suspendidos

No todo son ventajas a la hora de decidirnos por un mueble de baño suspendido. Debemos, por tanto, conocer los inconvenientes de este tipo de muebles frente a la colocación de un mueble con patas.

  1. Para poder colocar los anclajes en la pared, debemos tener en cuenta que esta sea robusta y que los azulejos estén bien colocados. De lo contrario corremos el riesgo de que el peso haga que el mueble se descuelgue.
  2. Los muebles con patas son más funcionales en cuanto a espacio se refiere. Suelen tener un tercer cajón ya que aprovechan el espacio vertical.
  3. Los muebles suspendidos son ideales para baño modernos, pero si eres más de estilo rustico o clásico los muebles con patas son más acordes.

Ahora ya tienes toda la información necesaria para decidirte de forma idónea por un mueble con patas o suspendido. Seguro que aciertas ya que decidas lo que decidas, estas construyendo un gran proyecto, tu hogar.